sábado, 12 de enero de 2019

Ex Brujo Supremo Revela Las Artimañas De Satanás - John Ramirez

Perfil Del Autor: En cada generación, Dios siempre ha mostrado su asombrosa liberación y su poder transformador. El evangelista John Ramirez es otro ejemplo del gran poder de Dios para liberar a los cautivos. En su testimonio, autor y orador, John Ramirez cuenta su verdadera historia de vida sobre cómo fue entrenado para ser un sacerdote satánico de culto satánico (Santería y Espiritualista) en la ciudad de Nueva York, ejerciendo poderosos hechizos de brujería y controlando regiones enteras. Criado en un vecindario empobrecido, creció despreciando a su padre por su despreocupación por su familia. John aprendió a sobrevivir en las calles frías y duras del sur del Bronx. Buscando el amor y la validación, finalmente lo encontró en una nueva "familia" de brujas y brujos que lo prepararon para convertirse en un sumo sacerdote en su religión oculta. Su inmersión en el lado oscuro llegó a un punto de ebullición en la noche en que vendió su alma al diablo en un ritual satánico. Él reclutó activamente almas en este "reino impío", rondando los bares y discotecas de la ciudad de Nueva York durante la noche para encontrar a sus próximas víctimas. La vida de John continuó en este oscuro camino hasta que Dios intervino a través de un sueño milagroso revelándose por lo que realmente es y literalmente arrebatando a John de las garras del infierno. En un estilo propio, John despliega el enorme poder de Dios a través de su poderoso testimonio y enseña a los cristianos, así como a aquellos atrapados en el ocultismo, cómo combatir al enemigo y ser liberado. Su extraordinaria historia se cuenta en el libro Out of the Devil's Cauldron: Saliendo de la olla del diablo. Esta intrigante historia te lleva a través de los oscuros callejones del culto a la santería mientras expone secretos ocultos de la oscuridad. Personas de todos los orígenes étnicos incursionan en el ocultismo y caen víctimas de este inframundo satánico y nunca ven la salida. John Ramirez es uno de cada millón que lo logró.